Columnas

Mi primer Quiet Book

Cuando lo conocí me decidí inmediatamente a hacerle uno a mi bebé, pese a que nunca he tenido habilidades especiales para coser, me motivaron todas las posibilidades que existen con el Quiet Book: se trata de un libro artesanal que se define como tranquilo, silencioso, suave y sensorial. En cada una de sus páginas -que son de fieltro, invitando al niño o niña a manipular, experimentar, aprender y un sinfín de posibilidades- hay una propuesta diferente, promoviendo la estimulación sensorial, la psicomotricidad fina, el pensamiento lógico-matemático, además de los procesos cognitivos que supone (percepción, atención, memoria, etc.). Se puede utilizar desde bebés de pocos meses hasta niños en edad preescolar, que pueden involucrarse en su proceso de creación.

Además de los estímulos que suponen los colores, formas y actividades, hay una agradable sensación en tocar el fieltro-de hecho, coserlo ha sido increíblemente agradable para mí también-, lo cual me ha hecho preguntarme: ¿qué me pasa a mí como mamá al hacer este Quiet Book para mi guagua? Y me he encontrado con que no sólo me genera una gran satisfacción, sino que además me relaja y me emociona poder hacer esto para él.

¿Cómo comenzar? Busca imágenes que te inspiren, hay una gran cantidad de galerías con ideas para todas las edades, algunas muy fáciles y otras lejos de alcance para iniciados, pero de todas formas es bueno mirar y comenzar a construir mentalmente tu libro. En mi caso, me propuse que las primeras páginas fueran sensoriales, luego de psicomotricidad, emparejamiento, vida cotidiana, entre otros.

la-foto-1

Comienza a recolectar los materiales que usarás, entre ellos los básicos:

  • Fieltro (para las páginas y para el contenido)
  • Aguja e hilos de todos los colores
  • Una BUENA tijera
  • Cintas, cordones, género, lana etc.
  • Botones, cuentas, mostacillas, etc.
  • Velcro, cierres
  • Anillado (esta situación aún no la resuelvo, pero hay varias ideas en internet)

En general, el tipo de materiales dependerá de la propuesta que tengas. Hay muchas cosas que se pueden reciclar en casa, la mayoría se pueden adaptar de acuerdo a las necesidades de estimulación y edad de tu hijo.

En otro post les mostraré los avances que he tenido, porque hasta el momento sólo llevo las primeras páginas y estoy ansiosa por seguir! Aquí les dejamos bellas ideas para que se inspiren.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s