Columnas

Convivir con la vida y la muerte

Por Mónica Donoso

Me enteré de mi embarazo cuando a mi papá le quedaban 5 meses de vida. Tenía 26 años y aún vivía con él: era una de las personas más importantes de mi vida, yo era su niñita, éramos colegas y muy muy amigos.

A partir de ahí todos los días tuve que tomar una decisión importante. La primera gran decisión: irme a vivir con el papá de mi guagua. Normalmente esta es una etapa maravillosa, llena de ilusiones y proyectos lindos. Para mí también lo fue, pero ensombrecido por el hecho de dejar a mi papá enfermo y necesitado de atención y amor.

Segunda decisión: casarme. Tuve que olvidar la noche perfecta, el vestido de princesa y la preparación de un gran evento. En lugar de eso, el matrimonio fue en mi casa de infancia, solo con las personas más cercanas a nosotros, con la ayuda y trabajo de todos quienes nos quieren y contra el tiempo; pero, a cambio, fue mi papá quien me entregó a mi marido. Y eso no lo cambiaría por nada.

Todos estos hitos fueron sucediendo con una personita creciendo dentro de mí, quien me dio la determinación para tomar las decisiones que de otra forma no hubiese tomado.

Cuando estaba embarazada de 5 meses, iba entrando muy emocionada a hacerme la ecografía 3D que correspondía a esa fecha, cuando me llamó mi hermano para darme la noticia: “Vamos camino al hospital, parece que el papá se nos va”. Chuta, qué hacer. Correr al hospital y despedirme o entrar a la ecografía, total no se iba a demorar tanto y después volaba al hospital, mi papá me iba a esperar. La decisión no era tan simple, dejar de hacerme la ecografía significaba que probablemente no me la pudiera hacer nunca, por la etapa del embarazo en la que me encontraba. Para mi esa ecografía significaba mucho, además de ver la carita de mi guagua iba a saber si venía bien, si todas sus partes funcionaban como correspondía. Decidí irme; volé al hospital, le di la mano a mi papá, le hablé y me despedí. También le mentí, le dije que venía de la eco 3D y que mi guagua venía sanita y sus ojos se iluminaron.

Fue un día y una noche larga, pero para mí llena de calma y fuerza, mi guagua se movió más que nunca, me traspasaba tranquilidad y sentí que esa fue su forma de decirme que estaba ahí, acompañándome. En la mañana, cuando mi papá dejó de respirar, no me derrumbé como pensé que me iba a pasar, no fue consciente pero creo que mi cuerpo y mi mente sabían que no podía hacerlo, que tenía una guagüita adentro que debía estar tranquila.

Lo que siguió fue duro, pero tranquilo, la más grande de las penas convivía con la alegría más linda. Me daban un equilibrio que me dejaba vivir en calma.

Cuando mi hijo nació lloré, lloré por fin, con él en brazos hablándole sobre su tata, su tata que ya no está pero que estuvo tan presente, que se fue conociéndolo y queriéndolo, feliz de su existencia. Su tata que gracias a que él venía me vio armando mi familia, le dijo a mi marido lo feliz que le hacía que nos casáramos y me entregó a él con una sonrisa en la cara.

Mi embarazo completo fue convivir con la vida y la muerte, en cada decisión que tomé no pude dejar de considerar la nueva vida que surgía pero tampoco la vida que se apagaba, era un ir y venir entre el principio y el fin.

Si hubiese podido elegir, obvio que me gustaría ver a mi papá con su nieto en brazos, a mi hijo viviendo a su tata y no conociéndolo solo por historias ajenas pero ya con la suerte echada, ya viviendo lo que no elegí pero que me tocó rescato haberme sentido tan íntimamente acompañada y agradezco a mi hijo el haberme dado un motivo para avanzar y crecer.

Anuncios

1 comentario en “Convivir con la vida y la muerte”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s