Columnas

Mamá a los 16

Fui mamá a los 16 años, de un embarazo que no planifiqué pero que sí desee desde el primer día. Fui protegida y acompañada por mi familia y amigos más cercanos y gracias a su apoyo y a una fuerza interna que ahora me sorprende, pude traer a mi hija al mundo y criarla hasta el día de hoy, que tiene 13 años. 

Suelen preguntarme si fue difícil y claro que lo fue, pero ¿cuándo ha sido fácil la maternidad? Puedo decir que tuve unos padres excepcionales, la fortaleza que ameritaba la situación y una red que lo hicieron posible. En ese orden. Todo eso me ha permitido hasta el día de hoy ser la mujer, la madre y la persona que soy. 

Al contrario de lo que mucha gente piensa, para mí lo más difícil no fue “saltarme etapas”, sino el hecho de que muchas veces me sentí muy sola. Miro hacia atrás y veo que sí me faltó una “tribu” de la cual sentirme parte y donde poder compartir mis experiencias… Claro que tuve amigas, pero amigas adolescentes que hacían cosas de adolescentes, mientras yo enfrentaba mi maternidad sin muchos parámetros de lo que era normal sentir, pensar o temer, entre tantos otros. Sin duda esto influyó en la aparición de síntomas de depresión postparto, de los que no tuve mucha conciencia hasta años después y que felizmente fue intensa pero rápida, permitiéndome continuar con la crianza de mi hija y con mi vida de forma normal. 

Viví la maternidad con algo de inocencia, pues no comprendí la inmensidad de la situación hasta doce años después, cuando nació mi segundo hijo. Pero con sus cosas buenas y otras no tanto, como todo en la vida, salimos adelante y hoy es parte de lo que soy. 

Por supuesto, creo firmemente que la adolescencia no es una edad apropiada para convertirse en madre; a mí después de todo me resultó bien, pero con muchos sacrificios de por medio y otros tantos factores que lo hicieron posible. 

Hoy más que nunca agradezco los espacios que me han permitido expresar temores, dudas, penas y alegrías. Hoy la tecnología y el momento que vivimos como mujeres y madres hacen que me sienta acompañada y cuidada en mi rol de mamá. No es casualidad que haya llegado a cofundar este espacio. Es que estoy convencida que vivir la maternidad en una comunidad protectora, inclusiva y respetuosa es la mejor forma de vivirla. 

IMG_9780

 

Anuncios

2 comentarios en “Mamá a los 16”

  1. Amé mi maternidad a las 15 años y no me arrepiento de nada. No podía llorar sobre la leche derramada sino, continuar. Se qué que fue duro todo pero siempre tuve el apoyo de mi familia.

    Mamis jóvenes

    Me gusta

  2. Yo fui mamá de mi hija mayor a los 21, y aunque no hay comparación a los 16, también hubo momentos en los que me sentí muy sola, y ahora casi 15 años después y me doy cuenta de que para nada era tan madura como me pensaba. Mis hijos se llevan 13 años, al peque lo tuve con 34, y ahora soy consciente de lo inconsciente que fui a veces. Pero mi niña me cambió la vida, me enseñó a amar incondicionalmente y me convirtió en la mujer que soy. Es lo mejor que me pudo pasar y si volviera atrás no cambiaría nada

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s