Columnas

5 consejos que NO deberías seguir para tener una lactancia exitosa

Por Florencia Monje, asesora de lactancia (*)

  1. “Yo tuve poca leche y de mala calidad, no te sorprendas si te pasa lo mismo”

La producción de leche sigue la ley de la oferta-demanda; a mayor succión mayor producción. Mientras el bebé succione, habrá leche. La hipogalactia (baja producción de leche) real es muy rara. En general, que una mujer no tenga suficiente leche no tiene que ver con algo fisiológico, sino con que el bebé está poco en el pecho. La calidad de la leche materna es siempre buena y específica para cada guagua, aún en madres malnutridas. Y no existe aquello de “familias malas lecheras”, cada mujer es capaz de producir la leche que su guagua necesita en la medida que se respete la fisiología del amamantamiento y necesidades del bebé.

  1. No le des antes de 3-4 horas, si no lo vas a mal acostumbrar”

Una de las cosas más importantes para asegurar el éxito de la lactancia es la libre demanda. Esto quiere decir, ofrecerle el pecho al bebé cada vez que lo pida, cuantas veces sea necesario, y hasta que se suelte espontáneamente. En resumidas cuentas, olvidarse del reloj. Esto nos asegura una adecuada producción. Por lo demás, las demandas de alimentación no son iguales en todas las guaguas ni en la misma guagua en distintas etapas. Existen las llamadas “crisis de lactancia”, donde el bebé tiene picks de crecimiento, por lo tanto demanda mucho pecho para que la mamá pueda aumentar su producción. Si no hacemos caso de los requerimientos de nuestro hijo porque pensamos que llora para manipularnos o que se va a mal acostumbrar o que es imposible que tenga hambre si le dimos hace una hora, lo que va a pasar es que no produciremos la cantidad de leche que requiere. Sigue leyendo “5 consejos que NO deberías seguir para tener una lactancia exitosa”

Anuncios