Columnas

Lactancia materna en primera persona 

Si me hubiesen preguntado hace un año que expectativas tenía con mi lactancia, habría respondido que esperaba dar seis meses pecho exclusivo -de preferencia en un horario amigable- y luego comenzar a destetar de alguna rápida y mágica manera que surgiría sin dolor para ninguno de los dos… Supongo que somos muchas las que hemos imaginado cosas de nuestra maternidad que luego quedaron en el olvido.

En mi caso pronto cumpliremos un año de lactancia exclusiva, a demanda y no hay planificado destete aún. Ha sido un año de esfuerzos, de algunos contratiempos de los que nunca leí hasta que sucedieron: como la segunda noche de alta demanda en la clínica, las crisis de lactancia, la extracción en mi trabajo para continuar la lactancia exclusiva, entre otros, pero sin duda ha sido una lactancia maravillosa, que me ha llenado de satisfacciones y aprendizajes que me han movilizado de tal manera, que hoy estoy terminando mi formación como asesora de lactancia materna, tan sólo porque estoy convencida de que la lactancia es un factor protector inigualable en la primera infancia. No sólo es nutrición, sino toda la nutrición que nuestros niños necesitan hasta los seis meses de forma exclusiva y hasta los dos años o más de forma complementaria. La leche materna es inmunidad, como órgano vivo, “trasplanta en el niño menor la experiencia inmunológica de su madre adulta”. Esta experiencia biológica es única e irremplazable y marca la salud de nuestros hijos a lo largo de toda su vida. 

La leche materna no es en ningún caso “el apego”, pero la lactancia materna es un escenario inigualable en el que podemos cubrir las necesidades afectivas y de protección de nuestros hijos y en que sí, podemos ser una figura de apego y fomentar un apego seguro en nuestros hijos; pero el apego es mucho más que esto y es bueno desmitificarlo por todas las madres que no han podido o no han querido amamantar. Sigue leyendo “Lactancia materna en primera persona “

Anuncios
Columnas

5 consejos que NO deberías seguir para tener una lactancia exitosa

Por Florencia Monje, asesora de lactancia (*)

  1. “Yo tuve poca leche y de mala calidad, no te sorprendas si te pasa lo mismo”

La producción de leche sigue la ley de la oferta-demanda; a mayor succión mayor producción. Mientras el bebé succione, habrá leche. La hipogalactia (baja producción de leche) real es muy rara. En general, que una mujer no tenga suficiente leche no tiene que ver con algo fisiológico, sino con que el bebé está poco en el pecho. La calidad de la leche materna es siempre buena y específica para cada guagua, aún en madres malnutridas. Y no existe aquello de “familias malas lecheras”, cada mujer es capaz de producir la leche que su guagua necesita en la medida que se respete la fisiología del amamantamiento y necesidades del bebé.

  1. No le des antes de 3-4 horas, si no lo vas a mal acostumbrar”

Una de las cosas más importantes para asegurar el éxito de la lactancia es la libre demanda. Esto quiere decir, ofrecerle el pecho al bebé cada vez que lo pida, cuantas veces sea necesario, y hasta que se suelte espontáneamente. En resumidas cuentas, olvidarse del reloj. Esto nos asegura una adecuada producción. Por lo demás, las demandas de alimentación no son iguales en todas las guaguas ni en la misma guagua en distintas etapas. Existen las llamadas “crisis de lactancia”, donde el bebé tiene picks de crecimiento, por lo tanto demanda mucho pecho para que la mamá pueda aumentar su producción. Si no hacemos caso de los requerimientos de nuestro hijo porque pensamos que llora para manipularnos o que se va a mal acostumbrar o que es imposible que tenga hambre si le dimos hace una hora, lo que va a pasar es que no produciremos la cantidad de leche que requiere. Sigue leyendo “5 consejos que NO deberías seguir para tener una lactancia exitosa”

Datos

Dato: e-lactancia

e-lactancia.jpg

Una verdadera enciclopedia de lactancia materna en la que podrás consultar la compatibilidad de la lactancia con más de 20.000 términos, entre ellos fármacos, homeopatía,  procedimientos médicos, contaminantes, otros productos alternativos y más.

Realizada por pediatras para y por la lactancia materna “el fenómeno más saludable para bebés y madres en todo tiempo y lugar”.

Para acceder a ella puedes entrar aquí

Columnas

Por qué salí del clóset con mi lactancia

39c0d848-bae3-4a33-8c43-2834f51910cfMi madre siempre me contó con orgullo cómo se las arreglaba para ir a la sala cuna y amamantarme, cuando yo era una guagua de pocos meses. Ella, una veinteañera universitaria, cruzaba todo el campus para llegar a darme la pechuga. Hace 35 años la leche materna no estaba en el apogeo, como ahora, y la leche de vaca -clásicos como Purita o Nido- era la solución más al alcance de la mano. Pero mi madre tenía la fuerte convicción de que la lactancia materna era lo mejor y me dio seis meses de pecho exclusivo, tiempo que, para la época, era una hazaña.
Yo no tenía más pretensión que llegar a los 10 meses, máximo, con mi hija. Me parecía que era un tiempo prudente, suficiente. Máximo -pero MÁXIMO-, llegar al año. Pero hoy llevo 15 y no veo al destete como algo pronto a llegar.
No fue fácil al comienzo.
Mi hija se agarró perfecto cuando nació, pero a los 13 días comenzó a soltarse de la pechuga, llorando despavorida, como si algo le molestara.

Sigue leyendo “Por qué salí del clóset con mi lactancia”

Datos

Dato: pediatría online

pediatria¿Conocen al pediatra Jesús? Es un médico español que a través del canal Pediatría MedicinaTV sube videos con temas relacionados a la salud en la primera infancia con un enfoque desde la pediatría respetuosa.

Les dejamos aquí dos imperdibles sobre la lactancia:

¿Cuánto tiene que durar la lactancia materna?

&

La lactancia mixta bien entendida